top of page

"RECORDAR ES VIVIR"

Suena a cliché ¡lo sé! -pero es verdad- es tan gratificante cuando los aromas, los sabores e incluso el clima te llevan a explorar tu mente y encontrar esos fragmentos de tu vida que, con mucho gusto, revives en ese instante.


Ha pasado más de medio año desde nuestro viaje a San Luis, y aquí me encuentro, recordando esos detalles que se quedaron impresos en mi. Pero vamos por partes, que esto apenas empieza...

 

E L C L I M A

Sinceramente no elegimos la mejor época del año para ir, por lo improvisado del viaje, no contemplamos el clima. El aire se percibe mas frío por la humedad, mi rancho está al norte de la república, así que nos resultó algo incómodo.

Por esta razón - y la falta de tiempo (nos quedamos sólo dos noches) - nos echamos para atrás y decidimos no ir a las excursiones en la huasteca...lo cual me lleva al siguiente tema

 

P E T F R I E N D L Y

¿Qué tanto el turismo considera a parejas con perrhijos?

San Luis es una de las ciudades que, además de contar con hoteles y restaurantes pet friendly, también ofrece actividades en la huasteca que puedes experimentar con tus perritos. Sin embargo, es importante que consideres algunos aspectos:

Tiempo - son actividades un tanto "extremas" por lo cual necesitarás como mínimo un dia completo para disfrutarlas. También puedes acampar en el lugar, esto te permitirá disponer de más tiempo para las mismas.

Tu (s) perrhijo (s): no te lo recomiendo si prefieren la soledad a estar en lugares con mucha gente u otros perritos. Si son nerviosos, podrían tener ataques de ansiedad o estrés por el tipo de actividades que ofrecen.

Costo: la verdad es que las experiencias que ofrecen no son caras, tienen un precio razonable. Pero si no quieres gastar de más, busca otras opciones que no te cuesten.

Muchos lugares turísticos en la huasteca no aceptan perritos, y es una pena, porque son hermosos - quiero suponer que es por seguridad tanto de tu perrito y tuya como del entorno.

En la ciudad, no puedes entrar a los parques más emblemáticos y llamativos con tu mascota.

 

Nosotros optamos por visitar el centro histórico - debido a que llevamos la chamba con nosotros, teníamos poco tiempo para salir - y decidimos permanecer más tiempo en el hotel, descansando.


En el centro, las construcciones te invitan a rememorar otro tiempo.

El hecho de recorrer las calles, te invita a hacer una foto tras otra - a mi que me encanta ver detalles en los edificios - me resultó muy interesante ver el desgaste del tiempo (Aunque pienso que deberían darle mantenimiento, todos y cada uno de los edificios cuentan una historia y merece ser contada por generaciones)

Hay cosas que no pueden faltar, los bares, los centros gubernamentales, restaurantes, vendedores de artesanías, todo ello perfectamente mezclado con ese ambiente tan tradicional y a la vez buscando seguir las tendencias del mercado actual.

(click en la flecha para ver el resto de las fotos)


Sin embargo una de mis fotos favoritas es esta - pero de ella hablaré en otro post.










 

E L H O S P E D A J E

El hotel - Redwood Villas - tiene todos los servicios de un hotel dentro de instalaciones tipo residencia.

El apartamento en el que estuvimos era "pequeño" en comparación con otros diseños que tienen, consta de dos habitaciones con su propio baño y en área abierta se encuentran el comedor, la sala y la cocineta - les juro que jamás había conocido un refri que funcionara ¡tan bien!


Desafortunadamente no hice fotos del lugar. Pero les dejo aquí el link a su galería >> (sólo desliza las barras para que veas todas las fotos)


Como no estamos acostumbrados al aire tan frio, decidimos no entrar a la piscina ni al jacuzzi, pero si vas y lo consideras, toma en cuenta que tendrás que solicitar en recepción que te agenden el día -no estoy segura si sólo es por la pandemia o ya se manejaba así.

En cuestión de tus perritos, te piden que dejes como depósito por daños la misma cantidad que estás pagando por noche - o sea si pagas dos noches, te hacen un cargo por dos noches extras al llevar un perrito (pero las ultimas dos no se cobran si no ven daños)

Esta medida me parece un poco extrema, considero que el cargo debería ser proporcional al daño o incluso al tamaño de tu perrito. Pero comprendo que como establecimiento tienen que asegurarse de recibir compensación justa en caso de daño.


La única cosa negativa es que, para mi gusto y costumbre, el colchón y las almohadas me resultaron incómodos. Pero eso son cosas que no se controlan, y que tampoco son para morirse - terminamos comprando un par de almohadas en Soriana para solucionar el asunto porque no estábamos descansando bien (aclaro no es que las del hotel sean de mala calidad, simplemente no pudimos adaptarnos a ellas)

 

L O S S A G R A D O S A L I M E N T O S

El día de nuestra llegada - como te comenté en el post anterior - compramos un pollo asado. La ensalada que te dan con el pollo es lo peculiar, tiene una mezcla de sabores muy peculiar que, como ensalada, nos resultó un tanto fuerte.


Por la situación de pandemia que aun nos afecta, no tuvimos oportunidad de usar las instalaciones del restaurante y el paquete que nosotros compramos incluía el desayuno, así que al día siguiente lo recibimos en la comodidad de nuestra puerta.

El servicio super amable, con todas las medidas sanitarias debidas y el sazón ¡uff! - yo no soy de comer pan dulce, pero ese que ves en la foto no duró mucho.

Por la tarde decidimos comer algo de carne que habíamos llevado desde mi rancho - complementamos con salchichas y queso (el más delicioso que he comido en mi vida, después de eso comenzó esto de quitar aditivos de los productos y con ellos se fue el buen sabor)


Para la cena, tomé la ensalada y el pollo sobrantes e hice una sopa buenísima; de esas que te reconfortan después de un día frío y pesado.


Como puedes ver, optamos por comidas sencillas y caseras. Si bien San Luis ofrece opciones de restaurantes pet friendly, se encontraban lejos del hotel y como no disponíamos de mucho tiempo - porque workaholic - nos resultaba más cómodo cocinar que salir.

 

R E G R E S O A C A S A

Sin duda el hecho de reconocer el camino de vuelta nos hizo el viaje mucho más corto y ligero, nuestra querida Gordita pudo ir más relajada y durmió casi todo el tiempo, incluso decidió descansar en el asiento trasero del auto.


En lo personal, viajar en carretera me resulta fascinante y relajante. Con buena música de fondo, se convierte en toda una experiencia que disfrutas rememorar.

En general, nuestra experiencia fue bastante agradable. Tuvimos momentos de relajación, de risas, de cansancio y sobre todo de aprendizaje - qué hacer, qué no hacer, dónde ir, qué esperar y sobre todo:

¡el peatón no es un tope!


















36 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page